¿Qué puede hacer la Osteopatía por tí?

¿En qué consiste la terapia Cráneo-sacral ?

¿Qué son técnicas estructurales?

Técnicas viscerales

La Osteopatía es una terapia manual holística desarrollada por el médico Dr. Andrew Taylor Still, en el año 1882, basada en el concepto que el cuerpo humano puede producir sus propias defensas contra enfermedades si se encuentra en una relación estructural normal, vive en un ambiente normal y disfruta de una nutrición sana y equilibrada.

Cualquier interferencia o trauma experimentado por el cuerpo llevará tarde o temprano a una lesión o disfunción, una restricción de la movilidad correcta y provocará síntomas.
A menudo la gente tiene una idea equivocada de la Osteopatía pensando que se trata simplemente de unas manipulaciones sobre los huesos o articulaciones. Sin embargo la Osteopatía es mucho más que esto.

Las manipulaciones osteopáticas aplicadas se dirigen a todas las estructuras del cuerpo: huesos, articulaciones, órganos internos, músculos, fascia, tejido conectivo etc. para reestablecer la fisiología de cada persona, el equilibrio y la correcta interaccion de todas estas estructuras para devolverle al cuerpo la movilidad original.

 

La filosofía de la Osteopatía la distingue de todo tipo de otras disciplinas médicas. Los principios se basan en que todas las partes del cuerpo funcionan en conjunto de una forma integrada. Si una parte del cuerpo sufre una restricción, el resto del cuerpo se adaptará automáticamente a esta nueva situación y compensará, con el resultado de que se van produciendo inflamación, dolor, rigidez y otros síntomas.

El tratamiento osteopático ayuda al paciente al eliminar el dolor, reducir el estrés y devolver movilidad al cuerpo dandole la oportunidad de curarse a si mismo.


Es una terapia holística y única que da una nueva perspectiva a la salud.

Los Osteópatas no nos concentramos solamente en la zona del dolor, pero usamos técnicas de diagnosis específicas osteopáticas que nos llevan al tratamiento a aplicar, que será muy individualizado según cada paciente. Tenemos a disposición una gran variedad de técnicas manuales para armonizar todos los sistemas del cuerpo  para conseguir un estado de buena salud y de bienestar general.


Las técnicas aplicadas son: estructural - visceral - craneo - sacral








Técnicas estructurales son técnicas que se aplican a las estructuras músculo-esqueléticas. O sea, disfunciones del aparato locomotor que tendrán adaptaciones posturales.

​¿Por qué es importante una buena postura?            
                                                    
La postura es el alineamiento de cada cuerpo respecto a la fuerza de gravidad. Una buena postura permite una distribución optimal de estas fuerzas através de nuestro cuerpo.
Esto significa que nuestro sistema músculo-esquelético está equilibrado, lo que lo protege contra lesiones y le permite funcionar de forma eficiente. La buena postura  permite al mismo tiempo el posicionamiento correcto de todos nuestro órganos internos que de esta manera pueden llevar a cabo su función mucho más eficazmente.

Cualquier trauma directo, accidente, lesión deportiva, latigazos, esguinces etc. forzarán tarde o temprano al cuerpo a adaptarse a la nueva situación y provocarán dolores y cambios posturales que no corresponden a la fisiología.
Las técnicas estructurales usadas en Osteopatía se dirigen a corregir la movilidad perdida y
a devolver al cuerpo la armonía entre todas las estructuras músculo equeléticas












Las técnicas viscerales fueron principalmente desarrolladas por Osteópatas franceses en el siglo pasado. 
Hasta hace poco, la gente relacionaba la ostoepatía más o casi únicamente a una terpia para disfunciones del sistema músculo esquelético. No se sabía que la Osteopatía podía además tratar una serie de otras afecciones del cuerpo humano que tienen que ver con el buen funcionamiento de los órganos internos o vísceras.

Sin embargo, la preocupación sobre la seguridad de la toma de medicamentos que se presriben y sus efectos segundarios, ha puesto la luz de nuevo a la osteopatía visceral, y cada día se está haciendo más y más popular por sus resultados a menudo sorprendentes.
Malos hábitos alimenticios, drogas y medicamentos, el consumo de tabaco, virus, bacterias, infecciones, afecciones del sistema autoinmune, operaciones y muchas más son las causas de las alteraciones en el correcto funcionamiento de nuestros órganos.

Una cicatriz por ejemplo con su tejido alrededor alterado cambiará tarde o temprano el buen funcionamiento de los órganos en la zona y en el tejido alrededor, músculos, fascia y provocará consecuenteme alteraciones en el peristaltismo en la movilidad y motilidad de todo el cuerpo.

Las técnicas osteopáticas viscerales se dirigen a estas disfunciones y pueden restablecer su movilidad y motilidad intrínsica y mejorar consecuentemente la funcionalidad del órgano y por supuesto de todas las funciones corporales, mejor circulación, mejor drenaje linfático, mejor transmisión nerviosa etc.

Disfunciones viscerales pueden resultar en una postura incorrecta, de forma que si el Osteópata puede usar todas las técnicas que le brinda la Osteopatía, puede devolverle a las persona una postura fisiológicamente correcta.








La terapia cráneo sacral fue desarrollada por un Osteópata americano,  Dr William Garner Sutherland a inicios de 1900. Descubrió los movimientos intrínsecos del Líquido Cefalorraquídeo, los hueso y las membranas en el cráneo y descubrió que estás estructuras se movían a un ritmo muy diferente que otras estructuras del cuerpo.
 
No es difícil de comprender, todas las funciones de nuestro cuerpo vienen determinadas por el buen funcionamiento de todos los nervios craneales y espinales, y como bien se sabe, todos ellos salen y entran al fin y al cabo en nuestro cerebro y cráneo.

Posteriormente investigó durante muchos años de práctica y estudio de pacientes, y pudo demostrar que una restricción a nivel craneal y sus movimientos estaba en conexión directa con la salud mental, emocional y el estado general de la salud de una persona y que conllevaba una reducción de la capacidad natural del cuerpo de autocurarse.

La terapia craneo sacral se ha desarrollado desde la experiencia clínica, lo que demuestra que la salud es algo activo y no solamente la ausencia de enfermedad. La salud es una expresión de la vida, responsable de la organisación de millones de procesos que se producen sin cesar en el cuerpo.

La terapia cráneo sacral ha demostrado su eficacia para muchos síntomas generales y locales. La osteopatía no trata enfermedades o patologias, más bien intenta equilibrar el cuerpo y devolverle su movilidad perdida. Es una ciencia holística y Parasanitaria
 








En tu primera visita, el osteópata siempre debe:
1. llevar a cabo un reconocimiento exhaustivo del estado de tu salud y averiguar el motivo de la visita
El terapeuta te preguntará sobre el estado en el que te encuentras en el momento de la visita, cómo de te duele y donde te duele, además de averiguar tu historial médico hasta la fecha.
qué es el motivo de tu visita
qué problemas de salud tienes, en caso de que los tengas.
qué tratamiento médico has recibido en el transcurso de tu vida

2. llevar a cabo reconocimiento  ( esto se lleva a cabo en ropa interior para poder evaluarte posturalmente)
El terapeuta debe examinarte físiciamente para ver el estado en el que te encuentras, asegurarse que es seguro que recibas un tratamiento osteopático (en caso de trombosis no se puede efectuar un tratamiento). Y evaluar los sistemas y estructuras de tu cuerpo que pueden estar relacionados con tu dolencia tales como:
tu postura
tu forma de andar
el movimiento de tus articulaciones
El terapeuta además palpará manualmente áreas de tu cuerpo para llegar a un diagnóstico osteopático teniendo en cuenta:
el tono de los tejidos (blando, duro, doloroso a la palpación etc.
si hay restricciones
tu bioritmo

3. desarrollar un plan de tratamiento individual para esta sesión
Basándose en los resultados del interrogatorio y el examen efectuado, aplicando los tests específicos el terapeuta te comunicará tu plan individual de tratamiento, las sesiones necesarias para resolver el problema y te asesorará en caso de que haya encontrado otras zonas que han de ser tratados en consultas sucesivas.
en una visita sucesiva comprobar los resultados del tratamiento anterior
tratar zonas que han de ser tratados para devolverte la plena funcionalidad de tu cuerpo
usar uno o más técnicas osteopáticas, dependiendo de lo que necesitas.
Tu cuerpo siempre necesitará tiempo para adaptarse a las manipulaciones efectuadas por el terapeuta, especialmente si se trata de un problema crónico. Esta adaptación puede cursar con dolores en varias partes de tu cuerpo en los primeros días después de haber recibido el tratamiento, pero son de corta duración, simplemente son dolencias de adaptación y desaparecerán muy pronto.

Una semana o dos es habitualmente tiempo suficiente para que tu cuerpo se adapte, según el problema de tu motivo. El terapeuta te informará sobre el seguimiento en cada caso. pero lo normal es 1 tratamiento cada 2 semanas hasta tener el resultado deseado.

3 sesiones repartidas sobre un espacio de 6 semanas deberían dar este resultado. 
 








¿Cómo se desarrolla una sesión ?

value. quality care. convenience.

©  Copyright 2012, B.RETERS, No animals were harmed in the making.

Parasanitary center for Osteopathy and holistic therapies
Centro parasaitario de Osteopatía & Terapias holísticas

(0034)  630281311

  • w-facebook
  • w-blogger

Monday -  Friday    10.:00 am - 6:00 pm
Saturday, Sunday, Holidays                 closed

in case of emergencies please call